Lucía Martínez

Para esta Linarense el trash art es su pasión, reciclar e inventar con trastos viejos y rotos dotándolos de una nueva vida. Nada tiene fecha de caducidad en sus manos,